Cuando volar se convierte en pasión.

club planeadores Ceres

Hace unos días recordábamos a mi papá y su pasión por el vuelo a vela. He aquí una poesía escrita por una de sus amigas, Lidia Griñcova. Fue leída el 6 de octubre de l946 en ocasión del primer vuelo en público del primer planeador construído en el Club de Planeadores Ceres.

¡6 de octubre!

Cual ave bañada en cielo y nubes,
en plata fulgente y rayos de sol,
y en alas invisibles de blandos querubes,
se elevó por los aires el planeador.

La mano del piloto, firme y segura,
guió a esta ave con serenidad,
y cual cóndor andino buscando alturas,
cruzó en raudo vuelo la azul inmensidad.

Los rayos de Febo, su hermosa silueta,
inundaban en lluvia de luz y metal,
y cual argentada y brillante zaeta
surcaba el espacio en vuelo triunfal.

Con giros sutiles de azul mariposa
que el aura fragante no cesa besar,
y hallando corola suave y hermosa,
buscaba ufano al suelo tornar.

Y los tenaces muchachos del Club ceresino,
con inmensos esfuerzos y contínuo bregar,
como otrora aquellos valientes argentinos,
el quimérico sueño vieron realizar.

Y será esta “ave”; sencilla y bella,
el jalón luminoso que allí marcará,
cual boya flotante o divina estrella,
la ruta triunfante que el Club seguirá.

¡Adelante, adelante orgullo ceresino!
¡Adelante cultores del bien nacional!
Siguiendo el ya empezado camino
llegaréis a la meta honrosa y triunfal.

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Ilda es ceresina y tiene una gran sensibilidad.

un niño

Hoy comparto un regalo de la Sra. Ilda Iribas de Nicolau, para mí la mamá de Marita, una mujer mayor, llena de ternura…
Poesías publicadas en el libro:”Nueva Literatura de Habla Hispana,2007″.

NIÑO SOLITARIO
Dónde vas, niño solitario
Dónde está el día,
la noche, tus sueños y realidades.

Qué grande es el cielo
pequeño tu espacio,
mucha gente te pasa
sin mirar tu paso.

Cuando crezcas fingiendo
que todo está bien,
recuerda que alguien
pensó en vos alguna vez.

Te entrego mi amor
con ardor en el alma,
que mi corazón sensible
captó tu dolor.

Desde el cielo que viste brillar
está mi mirada rogando tu paz,
junto a tu madrecita
en la eternidad.

¡Oh…! amor olvidado,
leyes olvidadas,
ignorancia vivida
sin principio ni fin.

Naturaleza muerta, te pido
que florezcas de nuevo,
con un porvenir hecho para hombres
en libertad, cultura y saber.

No llores mi pequeño
llegarás al despertar,
dominarás la tierra y reconocerás
que todo lo vivido tuvo un buen final.

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

No te lo pierdas a Neruda.

ODA AL DÍA FELIZ
Esta vez dejadme
ser feliz,
nada ha pasado a nadie,
no estoy en parte alguna,
sucede solamente
que soy feliz
por los cuatro costados
del corazón, andando,
durmiendo o escribiendo.
Qué voy a hacerle, soy
feliz.
Soy más innumerable
que el pasto
en las praderas,
siento la piel como un árbol rugoso
y el agua abajo,
los pájaros arriba,
el mar como un anillo
en mi cintura,
hecha de pan y piedra la tierra
el aire canta como una guitarra.

Tú a mi lado en la arena
eres arena,
tú cantas y eres canto,
el mundo
es hoy mi alma,
canto y arena,
el mundo
es hoy tu boca,
dejadme
en tu boca y en la arena
ser feliz,
ser feliz porque si, porque respiro
y porque tú respiras,
ser feliz porque toco
tu rodilla
y es como si tocara
la piel azul del cielo
y su frescura.

Hoy dejadme
a mí solo
ser feliz,
con todos o sin todos,
ser feliz
con el pasto
y la arena,
ser feliz
con el aire y la tierra,
ser feliz,
contigo, con tu boca,
ser feliz.

AMIGA, no te mueras.
Óyeme estas palabras que me salen ardiendo,
y que nadie diría si yo no las dijera.

Amiga, no te mueras.

Yo soy el que te espera en la estrellada noche.
El que bajo el sangriento sol poniente te espera.

Miro caer los frutos en la tierra sombría.
Miro bailar las gotas del rocío en las hierbas.

En la noche al espeso perfume de las rosas,
cuando danza la ronda de las sombras inmensas.

Bajo el cielo del Sur, el que te espera cuando
el aire de la tarde como una boca besa.

Amiga, no te mueras.

Yo soy el que cortó las guirnaldas rebeldes
para el lecho selvático fragante a sol y a selva.
El que trajo en los brazos jacintos amarillos.
Y rosas desgarradas. Y amapolas sangrientas.

El que cruzó los brazos por esperarte, ahora.
El que quebró sus arcos. El que dobló sus flechas.

Yo soy el que en los labios guarda sabor de uvas.
Racimos refregados. Mordeduras bermejas.

El que te llama desde las llanuras brotadas.
Yo soy el que en la hora del amor te desea.

El aire de la tarde cimbra las ramas altas.
Ebrio, mi corazón. bajo Dios, tambalea.

El río desatado rompe a llorar y a veces
se adelgaza su voz y se hace pura y trémula.

Retumba, atardecida, la queja azul del agua.
Amiga, no te mueras!

Yo soy el que te espera en la estrellada noche,
sobre las playas áureas, sobre las rubias eras.

El que cortó jacintos para tu lecho, y rosas.
Tendido entre las hierbas yo soy el que te espera!

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

LA LIBERTAD

flor-cerejeiraLa libertad
por Mamerto Menapace, publicado en La sal de la tierra, Editorial Patria Grande.

Somos sangre en movimiento. Así como el viento es paisaje que anda. En cambio el vegetal se aferra con sus raíces a un trozo de paisaje, y termina por ser parte de él o por darle su nombre al paraje.

Solamente los seres en movimiento son dueños del paisaje en plenitud, como lo son el río, la nube y el viento. Estos no se aferran a lo parcial, a lo que detiene. Entran en diálogo con todas las realidades, pero no se detienen a tomar posesión de ellas. De todas las cosas se llevan un recuerdo, un sonido, una vibración; quizá un poco de luz o de arcilla.images10

Los seres en movimiento son seres libres y liberadores. Y tratan a todos por igual. Puede ser, sí, que en su movimiento sean desgarrados por las realidades que pretenden detenerlos. Pero esta experiencia no los enemista con las cosas. Porque saben que hasta las cosas quietas, un día se pondrán en movimiento. Porque todo lo que existe está en viaje hacia una meta.garza

Si lo quieto es posesión, el movimiento es esperanza. Y esperanza de posesión plena donde no existirá ni lo mío ni lo tuyo. Porque allí no habrá dueños. Allí nadie impondrá su nombre a los demás ni al paisaje, porque cada uno tendrá su propio nombre y todos seremos para todos, justamente por ser auténticamente nosotros mismos.

Todo lo que es bello, lo que es noble, lo que es bueno, está en movimiento rumbo a Dios. Porque yo camino hacia allá puedo dejar en libertad a todas estas cosas, sabiendo que con todas ellas me ha de reencontrar a mi llegada. Si me detengo en el camino para poseerlas, quizá ellas me impidan llegar y yo les obstaculice su marcha. Me harán perder mi libertad, por haberlas dominado.

Muchas veces es Dios mismo quien nos lleva a amar profundamente a una persona o a un paisaje, y luego lo separa de nosotros devolviéndolo a su propio misterio. Esa separación puede detenernos en nuestro camino si nos quedamos a llorar su ausencia al borde de nuestra huella. Pero también puede incitarnos a una dolida fidelidad a nuestro propio misterio, que es lo único que nos permitirá un reencuentro más allá de nuestras posesiones.fuego

Cuando somos capaces de renunciar a algo o a alguien, es porque hemos superado la necesidad y llegamos a la frontera del verdadero amor. Amor que nos libera. Entonces podemos empezar a entender lo que es la verdadera libertad, la que nos da el Espíritu.

Jesús nos asegura que convenía que El se fuera. Sólo así vendría a nosotros el Espíritu de libertad que nos hace amigos de Dios. Ya no nos llamará más siervos, sino amigos. Nos ha liberado.

imagesCAVDA93A

 

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Estar enamorado de Francisco Luis Bernardez.

 

ESTAR ENAMORADO

Estar enamorado, amigos, es encontrar el nombre justo de la vida.
Es dar al fin con la palabra que para hacer frente a la muerte se precisa.
Es recobrar la llave oculta que abre la cárcel en que el alma está cautiva.
Es levantarse de la tierra con una fuerza que reclama desde arriba.
Es respirar el ancho viento que por encima de la  carne se respira.
Es contemplar desde la cumbre de la persona la razón de las heridas.
Es advertir en unos ojos una mirada verdadera que nos mira.
Es escuchar en una boca la propia voz profundamente repetida.
Es sorprender en unas manos ese calor de la perfecta compañía.
Es sospechar que, para siempre, la soledad de nuestra sombra está vencida.

Estar enamorado, amigos, es descubrir dónde se juntan cuerpo y alma.
Es percibir en el desierto la cristalina voz de un río que nos llama.
Es ver el mar desde la torre donde ha quedado prisionera nuestra infancia.
Es apoyar los ojos tristes en un paisaje de cigüeñas y campanas.
Es ocupar un territorio donde conviven los perfumes y las armas.
Es dar la ley a cada rosa y al mismo tiempo recibirla de su espada.
Es confundir el sentimiento con una hoguera que del pecho se levanta.
Es gobernar la luz del fuego y al mismo tiempo ser esclavo de la llama.
Es entender la pensativa conversación del corazón y la distancia.
Es encontrar el derrotero que lleva al reino de la música sin tasa.

Estar enamorado, amigos, es adueñarse de las noches y los días.
Es olvidar entre los dedos emocionados la cabeza distraída.
Es recordar a Garcilaso cuando se siente la canción de una herrería.
Es ir leyendo lo que escriben en el espacio las primeras golondrinas.
Es ver la estrella de la tarde por la ventana de una casa campesina.
Es contemplar un tren que pasa por la montaña con las luces encendidas.
Es comprender perfectamente que no hay fronteras entre el sueño y la vigilia.
Es ignorar en qué consiste la diferencia entre la pena y la alegría.
Es escuchar a medianoche la vagabunda confesión de la llovizna.
Es divisar en las tinieblas del corazón una pequeña lucecita.

Estar enamorados, amigos, es padecer espacio y tiempo con dulzura.
Es despertarse una mañana con el secreto de las flores y las frutas.
Es libertarse de sí mismo y estar unido con las otras criaturas.
Es no saber si son ajenas o si son propias las lejanas amarguras
Es remontar hasta la fuente las aguas turbias del torrente de la angustia.
Es compartir la luz del mundo y al mismo tiempo compartir su noche obscura.
Es asombrarse y alegrarse de que la luna todavía sea Luna.
Es comprobar en cuerpo y alma que la tarea de ser hombre es menos dura.
Es empezar a decir siempre y en adelante no volver a decir nunca.
Y es además, amigos míos, estar seguro de tener las manos puras.

 

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Julio Migno,poeta argentino ( 1915-1993).

Julio Migno Parera fue un poeta argentino. Nació en San Javier, provincia de Santa Fe, el 6 de octubre de 1915 y murió el 5 de diciembre de 1993 en la ciudad de Santa Fe Fue una persona de un lenguaje sencillo y sensible que lo llevó a destacarse como poeta, su poesís abarcaba la naturaleza salvaje de su tierra, las soledades y silencios de los pobladores isleros, el mensaje humano.
Quien juera ceibo…

Un corazón de miel entre los ceibos
hicieron las avispas, gota a gota, seibo
y el árbol se azucara hasta en las flores
y se hamaca contento en cada aurora.

Con su dulzor se cura la ronquera
la calandria cantora,
y con el agua hervida de su cáscara
curan males del pecho las palomas…

Blando de corazón, se lo arrancaronceibo
y boyó en el arroyo hecho canoa,
en la que va popiando la gurisa
que en el taco se ha güelto mariposa.

Un boyerito, pedacito’e noche
por unos cantos le compró la copa,
y se arregló con el amigo viento
pa que le acune su pichón si yora.

Ansí yegaste a viejo, islero manso:
las entrañas de miel, cuna de auroras, si
sueño liviano de chinitas lindas
que aguas abajo en el cariño bogan…

¡Quién juera ceibo al terminar el viaje
con un panal por corazón, patrona,
con un pichón en l’última ramita,
remedio de calandrias y palomas,
y taco ande se asiente una gurisa
que sin saber se ha güelto mariposa!

 

canoa

Qué tendrás pago!

Chiflando una tonada en las totoras

y peinando el sauzal, retoza el viento

rempujando las crespas marejadas

que entre esquilas de espumas van muriendo.

 

Como pa’ hacer brillantes ñanduceras

están las tres Marías en el cielo. images10

Se ha fundido una estrella y cae su chorro

como lágrima en arco entre el estero.

 

No pica; con plomada o sin plomada,

de espinel o pateja, da los mismo.

Van hablando en temblor las correntadas

y se duerme la liña entre los dedos.pez

 

 

 

 

Hay plata en el zanjón, en las escamas,

en la ristra brillosa ‘e los anzuelos,

en el cuchillo de cortar camadas,

y en esa “bola de uno” del lucero

que se ha ceñido al corazón arisco

pa’ que levante luces en el pecho.índice16

 

¡Qué tendrás pago, que te quiero tanto

con tus chajás, tus brujas y tus esteros,

con los vellones de tus garzas blancas,

con el pico plateao de tus boyeros,

con tus garcitas moras que se visten

en tus jacarandases y tus cielos,

con tus torcazas llenas de ceniza,garza

con Juan Soldao, el de la brasa al pecho;

¡qué tendrán tus calandrias que me llaman,

tus chororoses y tu tordo islero,

y tus viuditas tristes y esa chispa

que dió el fogón pa’ la brasita ‘e fuego,

y qué tendrás, que entre mis noches pasaimages12

siempre un arisco cardenal ardiendo!

¡Esos son tus gualichos en mi amargo,

ésa es la brujería que me has hecho,

ése es el espinel que le has tendido

pa’ prender en sus ganchos al Mielero!

 

Soy de tus islas un timbó cualquiera,images14

y en tus zanjones, curupí a los vientos;

sauce embrujado de cualquier barranca,

y un llanto colorado entre tus ceibos,

y soy, por una herencia de la suerte,

con mi lanza en la voz, sanjavielero.

 

¡Muchas gracias, patrona doña vida,

que me has hecho zorzal. Estoy contento!

 

irupés en cayastá

 

juan arancio

Mis islas son eso

Mis islas son eso:
las venas abiertas de veinte zanjones
que en tientos de plata lonjeó el Paraná,
ingases que pechan vientos redomones,
timboses, aguayses, laurel, canelones,
la lanza sonora del cumpa chajá.

Sangrantes mañanas, curiosos luceros,
las rotas amarras del lerdo embalsao,
ranchada en la costa, dedos musiqueros,
la dicha enyuntada de dulces boyeros,
macá entristecido, cimbrón de dorao.
arancio_01_g
Alguna esperanza que va remolcada
buscando las curas del saludador,
y chinas volcando como puñaladas
del fondo ´e los ojos las negras miradas
que guarda la caja de un tape cantor.

¡Vivir esta vida, tener esta suerte,
llevar en la fija destino y honor,
quemarse los labios de alaridos fuertes,
prender un barato, vistear con la muerte,
payar con zorzales un canto al amor…!

¡Poder ver el cielo, la estrella fundida,
tomar algún trago sin tanto pensar,
noviar con guitarras, ser prenda perdida,
tomar estas aguas, vivir esta vida,
ser rico p´adentro, gastar y gastar…!
arancio_02_g
Naveguemos siempre por estos zanjones
que el sol de los libres siempre alumbrará.
Son estos arroyos cachorros de leones
que cuida a bramidos el león Paraná.

Hermanos costeros, ¡sólo de rodillas arancio_03_g
pa´ tomar el agua de la Libertad!.

Julio Migno

Publicado en Sin categoría | 2 comentarios

Juana de Ibarbourou ( 1892 1979).

Juana de Ibarbourou fue una distinguida poetisa uruguaya nacida el 8 de marzo de 1892 en Melo y fallecida en Montevideo el 15 de julio de 1979.


EL DULCE MILAGRO

¿Que es esto? ¡Prodigio! Mis manos florecen.
Rosas, rosas, rosas a mis dedos crecen.images
Mi amante besóme las manos, y en ellas,
¡oh gracia! brotaron rosas como estrellas.

Y voy por la senda voceando el encanto
y de dicha alterno sonrisa con llanto
y bajo el milagro de mi encantamiento
se aroman de rosas las alas del viento.

Y murmura al verme la gente que pasa:
“¿No veis que está loca? Tornadla a su casa.
¡Dice que en las manos le han nacido rosas
y las va agitando como mariposas!”

¡Ah, pobre la gente que nunca comprende
un milagro de éstos y que sólo entiende
Que no nacen rosas más que en los rosales
y que no hay más trigo que el de los trigales!

Que requiere líneas y color y forma,
y que sólo admite realidad por norma.
Que cuando uno dice: “Voy con la dulzura”,
de inmediato buscan a la criatura.

Que me digan loca, que en celda me encierren
que con siete llaves la puerta me cierren,
que junto a la puerta pongan un lebrel,
carcelero rudo carcelero fiel.

Cantaré lo mismo: “Mis manos florecen.
Rosas, rosas, rosas a mis dedos crecen”.
¡Y toda mi celda tendrá la fragancia
de un inmenso ramo de rosas de Francia!

 


rosasLA HORA

Tómame ahora que aun es temprano
y que llevo dalias nuevas en la mano.

Tómame ahora que aun es sombría
esta taciturna cabellera mía.

Ahora que tengo la carne olorosa
y los ojos limpios y la piel de rosa.

Ahora que calza mi planta ligra
la sandalia viva de la primavera.

Ahora que mis labios repica la risa
como una campana sacudida a prisa.

Después…, ¡ah, yo sé
que ya nada de eso mas tarde tendré!

Que entonces inútil será tu deseo,
como ofrenda puesta sobre un mausoleo.

¡Tómame ahora que aun es temprano
y que tengo rica de nardos la mano!

Hoy, y no mas tarde. Antes que anochezcaamor
y se vuelva mustia la corola fresca.

Hoy, y no mañana. ¡Oh amante! ¿no ves
que la enredadera crecerá ciprés?

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Los números de 2014.¡FELIZ AÑO 2015 !

Los duendes de las estadísticas de WordPress.com prepararon un informe sobre el año 2014 de este blog.

Aquí hay un extracto:

Un teleférico de San Francisco puede contener 60 personas. Este blog fue visto por 390 veces en 2014. Si el blog fue un teleférico, se necesitarían alrededor de 7 viajes para llevar tantas personas.

Haz click para ver el reporte completo.

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Poetas de mi tierra.

9CAJAEMBSCA7C7R48CAZLJON8CAXOJ0CWCAB94O99CA4VO15BCAOL02A0CA4NZBTZCA98WU4OCAPM2MWVCA0089MLCAIJ3N3YCAMIO0IDCAO1P4HRCABF2LQPCAMIBIYLCAMTQPPJBuscando poetas de mi tierra, de Ceres, encontré en la biblioteca un libro de 1994:  ”La…Sofía” Cuentos, poesías y prosas de Gustavo C. P. Machado. Poeta y músico contemporáneo.

 

PARA EL RETORNO
 
Cuando vuelva,
tendrán las acacias y los mirtos
aromados mensajes de bienvenida
y un sol travieso correrá por el camino
y en un charco se mirará la cara.                                                                     
100_3271                                                                            
 
 
 
Cuando vuelva,
la llanura vestida de savia y polvo
será como un cielo estrellado de lapachos
 
yel canto ardido de los pájaros
me hablará del viento norte.
 
 
 
Cuando vuelva,
el día sera un manso amor de madre
arrugado en la faz del sacrificio
y las ollas, apurando antiguos gustos,
le contarán a los vecinos la noticia.
 
 
 40
 
 
REPONSO AL CHAMAMÉ
 
Chamamé canción de cuna brotada en los pastizales
 
silbido en los pajonales que dejó el viento al pasar
 
arisca danza inmortal que en su sencilla simpleza sintetiza
 
sintetiza la belleza de mi region litoral.
 
 
 
Raza humilde del lugar donde crece el espartillo
 
yel aromito amarillo perfumando el pastizal
 
lanza en ristre galopar por leguas de totorales                                                         
 
lagunas tembladerales viento norte y soledad.                                                   naturaleza
 
 
 
Alma de un pueblo sufrido de india estirpe legendaria
 
terruñera y milenaria raíz de autenticidad
 
silbido de un cardenal de roja estampa Argentina
 
federal ave que trina a un tiempo de libertad.
 
 
 
Chamamé canto valiente orgullo de nuestro suelo
 
rezo que llega hasta el cielo para alcanzar a Tupá
 
dulce cantar montaraz que preña mil geografías
 
llevando en sus melodías un mensaje de hermandad.                                100_3098
 
 
 
………………………………………………………..                                  
 
Cómo hacer para callar esto que sale de adentro             
 
si al escucharte te siento hecho verso y sapucai
 
salvaje danza inmortal lucero de mi destino
 
en vos encontré el camino del sentir y del pensar.
 
………………………………………………….
 
 

 

MI PADRE
Letra: Gustavo Machado 
 
Yo recuerdo a mi padre, un capataz de campo,
vertical en sus botas trayendo la alborada,
la yugular, de rojo, le teñía el pañuelo
anudando el resuello de un silbo en la garganta.
 
Montado en el paisaje que tenía un caballo
era un Quijote criollo sin Sancho ni su lanza,
un centauro del monte que en su raza de árbol
brotó de esos confines mestizos de las abras.
Campo-Agricultura-012-000521
 
Como gaucho que era no tenía abolengo,
apenas una reja, un lazo y una pala
y casi medio metro de filo en la cintura
en su cavo de ciervo cuidándole la espalda. 
 
Pero era un hombre manso más allá del aspecto
trenzaba en la semilla la magia de la sabia
y lleno de paciencia subía por el verde
el tiempo silencioso con que crece la planta.
 
A veces lo recuerdo de haciendas y corrales
con un ruido al galope entre un mugir de vacas,
un pial, una trancada, un grito puerta afuera,
el humo de una yerra donde dejó su marca. 
 
A veces cuando el viento cantaba en la cosecha
la música del trigo presiento que él cantaba,
igual que cuando el lino pintaba azul el verde
prestándole colores florales a la alfalfa. 
 
Y entonces se volvía de pétalos la mesa
desbordando en los panes la risa cotidiana                                                       El hornero
y era feliz el tiempo del aire transparente
las ollas de mi madre cantaban en la casa… 
 
y a veces la sequía se lo tomaba todo
dolía en las espigas la angustia del mañana
y entonces por no darle sus lágrimas a nadie
rezaba hacia si mismo su salmo de guitarra. 
 
Gastada su materia se agotó de repente
se fue en un potro oscuro casi cuando aclaraba
humilde hasta el reposo de su descanso eterno
buscó flores de trébol que le sirvan de almohada 
 
Me honra su recuerdo de pié frente a la vida
parado en la estatura de cara a la esperanza
saber que su memoria perdura tierra adentro
y que ha sido fecunda su siembra y enseñanza. 
 
conmueve recordarlo al gaucho de mi padre
con este verso en deuda que viene a decir: GRACIAS.
 
 

 

 

100_3103

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

“Los tiempos bravos”, una historia de Ceres.

Los tiempos bravos 1

Los tiempos bravos 2Los tiempos bravos 3

 

 

100_3103100_3293

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Seis Juglares en movimiento.

juglaresDel Conservatorio Luz y Lorca de Ceres a las calles de distintas ciudades, llevando la poesía “viva” con su poder en las palabras… Juglares que tienen hecho el corazón para sentir por la humanidad y reír y llorar por ella y con ella.

Gracias Ime, Silvia,Rosana, Sandra, Analía y Susana por este nuevo libro:”Seis Juglares”. 1ºEdic. 2014

 

QUEDA…
Para compartir con fe en días nublados no hace falta abrigo.
                                                 
                                                       
La lluvia me hizo lluvia
y eché al agua mis tesoros…

Tengo tanta vida y tanta muerte juntas
que me visto de pueblo y de ciudad
para acercarme al día y a la noche
y mirar por todas las ventanas
los ecos de tardes y mañanas,
cubrirme con soles y salpicar mis días
besando lo que queda de este mundo.

El canto me hizo canto
y volqué en páginas todas las notas
para rescate y alabanza.
Juglar Ime Biassoni.

 

VIAJES DEL ALMA
Creo en los viajes…
los viajes del alma,
de primaveras románticas
en libros de páginas amarillas.

Creo en los viajes
cuando navegamos hacia adentro
en barcos de espejos
y que nos muestran
que la tristeza nuestra
también es la de otros.

Esos viajes del corazón
donde la soledad
es agua derramada
que se mitiga,
al comprobar
que no estamos totalmente solos.

Viajes centrípetos
donde transito…
sin ir a lugar alguno.
Juglar Analía Bodrero.

juglares2 juglares1

 

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Juan Gelman (1930-2014)

http://www.juangelman.net

  Arte poética

Entre tantos oficios ejerzo éste que no es mío,

como un amo implacable
me obliga a trabajar de día, de noche,
con dolor, con amor,
bajo la lluvia, en la catástrofe,
cuando se abren los brazos de la ternura o del, alma,
cuando la enfermedad hunde las manos.

A este oficio me obligan los dolores ajenos,
las lágrimas, los pañuelos saludadores,
las promesas en medio del otoño o del fuego,
los besos del encuentro, los besos del adiós,
todo me obliga a trabajar con las palabras, con la sangre.

Nunca fui el dueño de mis cenizas, mis versos,
rostros oscuros los escriben como tirar contra la muerte.

autógrafo
Juan Gelman

Estoy sentado como un inválido en el desierto de mi deseo de ti

Me he acostumbrado a beber la noche lentamente,
porque sé que la habitas, no importa dónde,
poblándola de sueños.

El viento de la noche abate estrellas temblorosas en
mis manos, que aún no se conforman, viudas inconsolables
de tu pelo.

En mi corazón se agitan los pájaros que en él sembraste
y a veces les daría la libertad que exigen
para volver a ti, con el helado filo del cuchillo.

Pero no puede ser. Porque estás tan en mí, tan viva
en mí, que si me muero a ti te moriría.

autógrafo
Juan Gelman


Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

AMADO NERVO

 

 

 Amado Nervo nacido en 1870 en Tepic

 

 

El primer beso

 

Yo ya me despedía…. y palpitante
cerca mi labio de tus labios rojos,
«Hasta mañana», susurraste;
yo te miré a los ojos un instante
y tú cerraste sin pensar los ojos
y te di el primer beso: alcé la frente
iluminado por mi dicha cierta.

Salí a la calle alborozadamente
mientras tu te asomabas a la puerta
mirándome encendida y sonriente.
Volví la cara en dulce arrobamiento,
y sin dejarte de mirar siquiera,
salté a un tranvía en raudo movimiento;
y me quedé mirándote un momento
y sonriendo con el alma entera,
y aún más te sonreí… Y en el tranvía
a un ansioso, sarcástico y curioso,
que nos miró a los dos con ironía,
le dije poniéndome dichoso:
-«Perdóneme, Señor esta alegría.

En paz

Muy cerca de mi ocaso, yo te bendigo, vida,
porque nunca me diste ni esperanza fallida,
ni trabajos injustos, ni pena inmerecida;

porque veo al final de mi rudo camino
que yo fui el arquitecto de mi propio destino;

que si extraje las mieles o la hiel de las cosas,
fue porque en ellas puse hiel o mieles sabrosas:
cuando planté rosales, coseché siempre rosas.

…Cierto, a mis lozanías va a seguir el invierno:
¡mas tú no me dijiste que mayo fuese eterno!

Hallé sin duda largas las noches de mis penas;
mas no me prometiste tan sólo noches buenas;
y en cambio tuve algunas santamente serenas…

Amé, fui amado, el sol acarició mi faz.
¡Vida, nada me debes! ¡Vida, estamos en paz!.

 

 

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Amar a un ser humano.HUMBERTO MATURANA

Amar a un ser humano

Amar a un ser humano es aceptar la oportunidad de conocerlo verdaderamente y disfrutar de la aventura de explorar y descubrir lo que guarda más allá de sus máscaras y sus defensas, contemplar con ternura sus más profundos sentimientos, sus temores, sus carencias, sus esperanzas y alegrías, su dolor y sus anhelos; es comprender que detrás de su careta y su coraza, se encuentra un corazón sensible y solitario, hambriento de una mano amiga, sediento de una sonrisa sincera en la que pueda sentirse en casa; es reconocer, con respetuosa compasión, que la desarmonía y el caos en los que a veces vive, son el producto de su ignorancia y su inconsciencia, y darte cuenta que si genera desdichas es porque aún no ha aprendido a sembrar alegrías, y en ocasiones se siente tan vacío y carente de sentido, que no puede confiar ni en si mismo; es descubrir y honrar, por encima de cualquier apariencia, su verdadera identidad, y apreciar honestamente su infinita grandeza como una expresión única e irrepetible de la Vida.
Amar a un ser humano es brindarle la oportunidad de ser escuchado con profunda atención, interés y respeto; aceptar su experiencia sin pretender modificarla sino comprenderla; ofrecerle un espacio en el que pueda descubrirse sin miedo a ser calificado, en el que sienta la confianza de abrirse sin ser forzado a revelar aquello que considera privado; es reconocer y mostrar que tiene el derecho inalienable de elegir su propio camino, aunque éste no coincida con el tuyo; es permitirle descubrir su verdad interior por si mismo, a su manera, apreciarlo sin condiciones, sin juzgarlo ni reprobarlo, sin pedirle que se amolde a tus ideales, sin exigirle que actúe de acuerdo con tus expectativas; es valorarlo por ser quien es, no por como tu desearías que fuera; es confiar en su capacidad de aprender de sus errores y de levantarse de sus caídas más fuerte y más maduro, y comunicarle tu fe y confianza en su poder como ser humano.
Amar a un ser humano es atreverte a mostrarte indefenso, sin poses ni caretas, revelando tu verdad desnuda, honesta y transparente; es descubrir frente al otro tus propios sentimientos, tus áreas vulnerables, permitirle que conozca al ser que verdaderamente eres, sin adoptar actitudes prefabricadas para causar una impresión favorable; es exponer tus deseos y necesidades, sin esperar que se haga responsable de saciarlas; es expresar tus ideas sin pretender convencerlo de que son correctas; es disfrutar del privilegio de ser tu mismo frente al otro, sin pedirle reconocimiento alguno, y en esta forma, irte encontrando a ti mismo en facetas siempre nuevas y distintas; es ser veraz, y sin miedo ni vergüenza, decirle con la mirada cristalina, “este soy, en este momento de mi vida, y esto que soy con gusto y libremente, contigo lo comparto…si tú quieres recibirlo”.
Amar a un ser humano es disfrutar de la fortuna de poder comprometerte voluntariamente y responder en forma activa a su necesidad de desarrollo personal; es creer en él cuando de si mismo duda, contagiarle tu vitalidad y tu entusiasmo cuando está por darse por vencido, apoyarlo cuando flaquea, animarlo cuando titubea, tomarlo de las manos con firmeza cuando se siente débil, confiar en él cuando algo lo agobia y acariciarlo con dulzura cuando algo lo entristece, sin dejarte arrastrar por su desdicha; es compartir en el presente por el simple gusto de estar juntos, sin ataduras ni obligaciones impuestas, por la espontánea decisión de responderle libremente.
Amar a un ser humano es ser suficientemente humilde como para recibir su ternura y su cariño sin representar el papel del que nada necesita; es aceptar con gusto lo que te brinda sin exigir que te dé lo que no puede o no desea; es agradecerle a la Vida el prodigio de su existencia y sentir en su presencia una auténtica bendición en tu sendero; es disfrutar de la experiencia sabiendo que cada día es una aventura incierta y el mañana, una incógnita perenne; es vivir cada instante como si fuese el último que puedes compartir con el otro, de tal manera que cada reencuentro sea tan intenso y tan profundo como si fuese la primera vez que lo tomas de la mano, haciendo que lo cotidiano sea siempre una creación distinta y milagrosa.
Amar a un ser humano es atreverte a expresar el cariño espontáneamente a través de tu mirada, de tus gestos y sonrisas; de la caricia firme y delicada, de tu abrazo vigoroso, de tus besos, con palabras francas y sencillas; es hacerle saber y sentir cuánto lo valoras por ser quien es, cuánto aprecias sus riquezas interiores, aún aquellas que él mismo desconoce; es ver su potencial latente y colaborar para que florezca la semilla que se encuentra dormida en su interior; es hacerle sentir que su desarrollo personal te importa honestamente, que cuenta contigo; es permitirle descubrir sus capacidades creativas y alentar su posibilidad de dar todo el fruto que podría; es develar ante sus ojos el tesoro que lleva dentro y cooperar de mutuo acuerdo para hacer de esta vida una experiencia más rica y más llena de sentido.
Amar a un ser humano es también atreverte a establecer tus propios limites y mantenerlos firmemente; es respetarte a ti mismo y no permitir que el otro transgreda aquello que consideras tus derechos personales; es tener tanta confianza en ti mismo y en el otro, que sin temor a que la relación se perjudique, te sientas en libertad de expresar tu enojo sin ofender al ser querido, y puedas manifestar lo que te molesta e incomoda sin intentar herirlo o lastimarlo. Es reconocer y respetar sus limitaciones y verlo con aprecio sin idealizarlo; es compartir y disfrutar de los acuerdos y aceptar los desacuerdos, y si llegase un día en el que evidentemente los caminos divergieran sin remedio, amar es ser capaz de despedirte en paz y en armonía, de tal manera que ambos se recuerden con gratitud por los tesoros compartidos.
Amar a un ser humano es ir más allá de su individualidad como persona; es percibirlo y valorarlo como una muestra de la humanidad entera, como una expresión del Hombre, como una manifestación palpable de esa esencia trascendente e intangible llamada “ser humano”, de la cual tu formas parte; es reconocer, a través de él, el milagro indescriptible de la naturaleza humana, que es tu propia naturaleza, con toda su grandeza y sus limitaciones; apreciar tanto las facetas luminosas y radiantes de la humanidad, como sus lados oscuros y sombríos; amar a un ser humano, en realidad, es amar al ser humano en su totalidad; es amar la auténtica naturaleza humana, tal como es, y por tanto, amar a un ser humano es amarte a ti mismo y sentirte orgulloso de ser una nota en la sinfonía de este mundo.
HUMBERTO MATURANA

Publicado en Sin categoría | Etiquetado | Deja un comentario

Constantino Petrou Cavafis.(1863_1933)

El 29 de abril de 1863 nació en Alejandría, Egipto, el poeta griego Constantino Petrou Cavafis, quien con el tiempo llegaría a convertirse no sólo en uno de los exponentes literarios más importantes del siglo XX, sino también en uno de los representantes más destacados del renacimiento de la lengua griega moderna.

ITACA

Si vas a emprender el viaje hacia Itaca     

pide que tu camino sea largo,

rico en experiencias, en conocimiento.

A Lestrigones y a Cíclopes

o al airado Poseidón nunca temas,

no hallarás tales seres en tu ruta

si alto es tu pensamiento y limpia

la emoción de tu espíritu y tu cuerpo.

A Lestrigones ni a Cíclopes

ni al fiero Poseidón hallarás nunca,

si no los llevas dentro de tu alma,

si no es tu alma quien ante ti los pone.

Pide que tu camino sea largo.

Que numerosas sean las mañanas de verano

en que con placer, felizmente

arribes a bahías nunca vistas;

detente en los emporios de Fenicia

y adquiere hermosas mercancías,

madreperla y coral, ámbar y ébano,

aromas deliciosos y diversos,

cuanto puedas invierte en voluptuosos y delicados perfumes;

visita muchas ciudades de Egipto

y con avidez aprende de sus sabios.

Ten siempre en la memoria a Itaca.

Llegar allí es tu meta.

Mas no apresures el viaje.

Mejor que se extienda largos años

y en tu vejez arribes a la isla

con cuanto hayas ganado en el camino,

sin esperar que Itaca te enriquezca.

Itaca te regaló un hermoso viaje,

sin ella el camino no hubieras emprendido,

mas ninguna otra cosa puede darte.

Aunque pobre la encuentres, Itaca no te engañó.

Rico en saber y en vida como has vuelto,

comprendes ya qué significan las Itacas.

TROYANOSinspiración
Son los esfuerzos nuestros, de los desventurados,
son los esfuerzos nuestros como los de los troyanos.
Algo conseguimos; nos reponemos
un poco; y empezamos
a tener coraje y buenas esperanzas.
Pero siempre algo surge y nos detiene.
Aquiles en el foso enfrente a nosotros
sale y con grandes voces nos espanta.-
Son los esfuerzos nuestros como los de los troyanos.
Creemos que con decisión y audacia
cambiaremos la animosidad de la suerte,
y nos quedamos afuera para combatir.
Mas cuando sobreviene la gran crisis,
nuestra audacia y decisión desaparecen;
se turba nuestra alma, paralízase;
y en torno de los muros corremos
buscando salvarnos con la fuga.
Empero nuestra caída es cierta. Arriba,
sobre las murallas, comenzó ya el lamento.
Lloran sentimientos y recuerdos de nuestros días.
Amargamente por nosotros Príamo y Hécuba lloran.

 A LA ENTRADA DEL CAFÉ
Algo que dijeron al lado mío
dirigió mi atención a la entrada del café.
Y vi el hermoso cuerpo que parecía
como si el Amor lo hubiese forjado con su más consumada
experiencia –
plasmando sus armoniosas formas con alegría,
elevando esculturalmente la estatura;
plasmando con emoción el rostro
y dejando a través del tacto de sus manos
un sentimiento en la frente, en los ojos, y en los labios.

 

VUELVE
Vuelve a menudo y tómame,
amada sensación, vuelve y tómame –
cuando del cuerpo la memoria se despierta,
y un antiguo deseo vuelve a pasar por la sangre;
cuando los labios y la piel recuerdan
y las manos sienten como que tocan otra vez.
Vuelve a menudo y tómame en la noche,
cuando los labios y la piel recuerdan…

CUANDO DESPIERTEN
Trata de guardarlas, poeta,
por más que sean pocas aquellas que se detienen.
Las visiones de tu amor.
Ponlas, medio ocultas, entre tus frases.
Trata de retenerlas, poeta,
cuando despierten en tu mente
en la noche o en el fulgor del mediodía.

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario